“El desastroso error de Lassie: Cómo el famoso perro hizo perder millones de dólares a MGM en la historia de Hollywood”

El error más garrafal de Hollywood: La historia detrás del final de la saga de Lassie

Aunque han pasado muchos años desde su última película, Lassie sigue siendo uno de los perros más famosos en la historia del cine y la televisión. Sin embargo, existe un momento en su trayectoria que se considera como el error más garrafal de Hollywood por parte de la productora MGM.

En 1951, MGM decidió poner fin a la saga de películas de Lassie que había comenzado ocho años antes con “Lassie, la cadena invisible”. La compañía consideraba que el personaje ya no daba más de sí y tomaron una sorprendente decisión: para evitar pagar el último año de salario a Rudd Weatherwax, dueño y entrenador del perro, aceptaron que se quedara con la marca registrada de Lassie.

Aunque el sueldo de Weatherwax no era exorbitante en aquel entonces, no llegar a los 20.000 dólares, esto dejaba en evidencia que MGM ya no valoraba a Lassie como antes. Esta falta de confianza en el personaje podría haberse originado por el fracaso en taquilla de “Las colinas pintadas” en 1951.

Sin embargo, Weatherwax sabía que aún podría aprovechar al máximo a Lassie en presentaciones en ferias y convenciones. Pero en menos de tres años, quedó claro que había hecho un gran negocio. En 1954, se estrenó la legendaria serie de televisión “Lassie”, convirtiéndose en uno de los pocos animales en tener su propia serie. La serie se mantuvo en antena durante casi 20 años, dejando una huella imborrable en la vida de millones de espectadores y asegurando la inmortalidad del personaje en el imaginario popular.

Además, “Lassie” fue en parte producto del esfuerzo personal de Weatherwax, quien invirtió 10.000 dólares de su propio bolsillo para financiar el episodio piloto. No pasó mucho tiempo antes de que recuperara con creces esa cantidad, y MGM se dio cuenta del error que habían cometido. Intentaron reclamar la propiedad de Lassie, pero el contrato de Weatherwax era claro y MGM no recibió ni un solo dólar gracias a la exitosa serie emitida por CBS.

Weatherwax continuó disfrutando del éxito de la marca Lassie hasta su muerte en 1985. Sin embargo, el negocio se mantuvo en la familia, ya que su hijo Bob tomó el control, mientras que su nieto Bob Jr. se convirtió en el primer asistente del entrenador en “La nueva Lassie”, la serie de televisión emitida entre 1989 y 1991.

En aquel momento, Bob Weatherwax entendía la importancia de la marca y estableció reglas estrictas en la serie, como que Lassie no usara gafas de sol, hiciera llamadas telefónicas o realizara acciones muy inteligentes o adorables, para asegurar la credibilidad del personaje. Además, también tenía en mente asegurar el futuro de Lassie, buscando una hembra con la que pudiera reproducirse y dar lugar a la séptima generación de Lassie.

A pesar del error cometido por MGM al permitir que la marca Lassie se escapara de sus manos, la historia de este perro sigue siendo un testimonio de su legado duradero en el mundo del cine y la televisión.,