“Descubre el escalofriante mundo del tráfico de niños en el segundo episodio de ’30 monedas’ (2×02) en HBO Max”

Segunda semana de la segunda temporada de ’30 monedas’ y tras un episodio sólido de presentación, la serie de Álex de la Iglesia empieza ya a unir ciertos puntos en torno a lo que está pasando… o, al menos, se van aclarando algo los bandos (si es que los hay) en esta lucha de poder escatológica.

Por supuesto, a partir de aquí tenemos spoilers de ‘Las tierras del sueño’, el episodio 2×02 de ’30 monedas’.

El episodio comienza con el cold open correspondiente, con el padre Vergara (Eduard Fernández) encontrándose con su “némesis”, Angelo (Cosimo Fusco), quien tiene una advertencia sobre alguien nuevo y el temible objetivo de este: «lo que quiere es la nada», advierte el ser. No hace falta saber sumar demasiado para darnos cuenta de que se refiere a el enigmático Barbrow de Paul Giamatti.

Pero no solo será nombrado en este episodio. En una secuencia posterior (y perdonad por saltarme un poco la cronología del recap), el propio Angelo se enfrentará dialécticamente a Barbrow, quien está en una presentación en Nueva York. Este lo tiene claro: quiere un universo completamente nuevo. Comenzar de cero.

La moneda de Merche

Viajamos a Niza, Francia, para descubrir el destino de Merche (Macarena Gómez), quien es agasajada por Lagrange (Francisco Reyes) con una mansión, un cochazo e incluso con un esclavo para hacer con él lo que quiera. ¿El motivo? están reuniendo las 30 monedas (tienen ya tres en su poder) y una de ellas es la que ha elegido a Merche.

Aquí es curioso cómo usan el tema de la elección como algo de designar el poder y como algo difícil de sobrepasar. Merche tiene las de ganar en toda negociación y Lagrange se dará cuenta a costa de sangrientos acontecimientos incluso cuando consiguen lo que ella más quiere en el mundo: el hijo que nunca pudo tener.

Es curioso cómo De la Iglesia va ligando temáticamente las tramas, saltando de personajes en personajes y este deseo nos lo muestra con un mal sueño en el que la mujer discute con un Paco (Miguel Ángel Silvestre) que decide abandonarla para a continuación presenciar cómo este hace el amor a una Elena (Megan Montaner) embarazada.

Antes de seguir con esto, que es donde está la verdadera enjundia, vamos a Sepúlveda, donde Haruka (Najwa Nimri) y María (Nuria González) dan con Laguna (Pepón Nieto). O, bueno, prácticamente al revés. El caso es que tenía toda la pinta del mundo que ambas líneas de investigación iban a encontrarse y ya se ha producido.

Quizás la parte más importante del episodio es la protagonizada por Paco, quien sigue cuidando devotamente de Elena. Sin embargo, cuando descubre un extraño saco de arpillera apretado en el abdomen y dentro de este un feto empezará a perder la cabeza y los médicos y enfermeros del hospital no tienen más remedio que prohibirle la entrada a la habitación.

No se lo toma nada bien y acabará intentando llevársela. Mientras, el alma retenida en el infierno de la mujer se ve liberada por Vergara, quien le da instrucciones para escapar. En lo que se enfrenta y esquiva temibles seres de inframundo, Angelo ve a Paco y le cuenta que debe ser más astuto para escapar del hospital con ella.

Por si acaso las señales no estaban claras, se verbaliza que Elena está embarazada y que ahora le toca a Paco ser “San José”. Tras una tensa escena de huida y justo cuando se está dando por vencido, en medio de la M-30, Elena despierta. Fin del episodio.

Una vez dispuestas las piezas y con ciertas tramas asomando la patita, falta ver en primer lugar cómo este embarazo forma parte del plan a gran escala; o cómo usará Merche su poder. De momento esta hora logra el objetivo de dar algo más de luz a las intrigas conspiratorias que, tiene pinta, va a tener mayor peso que lo demoníaco en esta temporada.

En Espinof:,