El éxito de MAPPA en el mundo del anime: ¿Cómo una película de \’Yuri!!! On Ice\’ podría haber cambiado su trayectoria?

MAPPA, uno de los estudios de anime más destacados de la industria, se encuentra en el centro de la polémica debido a las denuncias de malas condiciones laborales por parte de los animadores y directores de “Jujutsu Kaisen”. Esta no es la primera vez que el estudio enfrenta críticas similares, ya que en el pasado también se han cuestionado los bajos salarios y la cultura interna de trabajo excesivo y fuera de horas.

El éxito mundial de “Yuri!!! On Ice” en 2016 marcó un antes y un después para MAPPA, catapultándolos a la fama y los ingresos. A partir de ese momento, el estudio comenzó a apostar por franquicias más grandes y animes de acción, como “Dororo”, “Kakegurui”, “The God of High School” y, más recientemente, “Shingeki no Kyojin”. Sin embargo, esta ambición por abarcar más proyectos ha llevado a MAPPA a enfrentar dificultades en la planificación y finalización de los capítulos, lo que ha generado retrasos y entregas justas a las emisoras.

Aunque es posible que un estudio trabaje en varios animes a la vez, MAPPA ha llegado al extremo de estrenar tres series en la misma temporada, con varias solapándose. Esto pone una gran carga de trabajo sobre sus animadores, especialmente cuando se trata de animes de acción con altos estándares de calidad, como “Jujutsu Kaisen” y “Chainsaw Man”. Estos proyectos requieren mucho tiempo de trabajo y calendarios imposibles de cumplir, lo que ha llevado a situaciones como el arrastre del final de “Shingeki no Kyojin” y a tener a los creadores trabajando en la oficina durante largas jornadas.

A pesar de las críticas, MAPPA continúa su frenético ritmo de producción, ya que están actualmente trabajando en el anime de “Bucchigiri”, la segunda temporada de “Hell’s Paradise” y “Lazarus”, la nueva serie de Shinichiro Watanabe. Esto demuestra que el estudio está mordiendo más de lo que puede masticar y está pagando las consecuencias. Sin embargo, es importante destacar que MAPPA no es el único culpable de estas prácticas en la industria del anime, y que la vida infernal de los protagonistas de series como “Zom 100” refleja la realidad de muchos trabajadores.

Quizás MAPPA necesite incluir en su agenda más series tranquilas entre medias de los shonens de acción intensa, como “Campfire Cooking in Another World”, o volver al espíritu y tono de series como “Banana Fish” y “Yuri!!! On Ice”, que les dieron reconocimiento y una base de seguidores leales. Es evidente que este ritmo de producción es insostenible y que en algún momento explotará. El futuro de MAPPA y la licencia de “Jujutsu Kaisen” están en juego, y será interesante ver cómo el estudio aborda esta situación y si aprende de sus errores.

En resumen, MAPPA ha pasado de ser un estudio de anime de menor relevancia a uno de los principales jugadores de la industria en tan solo diez años. Sin embargo, esta rápida ascensión ha llevado al estudio a enfrentar problemas de planificación y condiciones laborales precarias. A medida que continúan produciendo más y más proyectos, es necesario que MAPPA tome medidas para asegurar un equilibrio entre calidad y bienestar de sus trabajadores.,