“¡Sorpresa en First Dates! El soltero de Granollers recibe una lección tras engañar a su cita”

Álex se burla de Raquel en su cita en ‘First Dates’

En el programa de televisión ‘First Dates’, abundan los solteros que disfrutan de marear a sus citas, y Álex no fue la excepción. En su encuentro con Raquel, parecía estar interesado en ella al inicio, pero terminó jugando con sus expectativas de una manera poco amigable.

Raquel, una joven de 21 años que estudia trabajo social y criminología en Barcelona, reveló que su hombre ideal era el reconocido poeta Federico García Lorca. Sin embargo, también admitió que le atrae el estilo cani. Además, sorprendió a Carlos Sobera con su afirmación de tener poderes extrasensoriales, ya que a veces tenía sueños premonitorios sobre la muerte de personas.

Álex, estudiante de marketing de la misma edad y también de Barcelona, se considera atractivo y exitoso con las mujeres. Al verlo, Raquel pensó que encajaba con su prototipo de hombre ideal.

Sin embargo, Álex se metió en problemas al admitir que no sabía quién era Federico García Lorca debido a una falta de asistencia a clase. A pesar de este traspié, Raquel decidió darle una oportunidad y sentarse a cenar con él. Durante la conversación, Raquel reveló que, a pesar de ser vegana, comía huevos debido a una alergia a las frutas.

Álex cometió un nuevo error al preguntar si Raquel podía comer melón, demostrando su falta de conocimiento sobre las frutas. Aunque inicialmente parecía molesto por la dieta restrictiva de Raquel, Álex aclaró que estaba interesado en una relación abierta, lo cual no pareció molestar a Raquel, ya que ella tampoco tenía expectativas de una relación seria.

La cita tomó un giro inesperado cuando Raquel reveló su sueño de convertirse en presidenta de Cataluña en el futuro. Álex se sorprendió por esta ambición política y mencionó su pasión por el gimnasio, buscando una compañera de pesas. Sin embargo, Raquel no se dejó intimidar por su aparente personalidad cani.

En las entrevistas posteriores, Álex admitió que no sentía una atracción física hacia Raquel, pero disfrutaba marearla y hacerle creer que sí. Incluso llegó a mentirle sobre su apreciación por su vestido y le dio un mordisco en el cuello. Sin embargo, cuando Álex dejó en claro que no quería una relación de pareja, Raquel rápidamente lo frenó, aclarando que solo había mencionado quedar y no buscaba una relación seria.

En resumen, Álex se aprovechó de la buena disposición de Raquel en su cita en ‘First Dates’ para divertirse a su costa. Aunque al principio parecía interesado, sus acciones y comentarios dejaron en claro que solo estaba interesado en jugar con las expectativas de Raquel.,