“Descubre el impactante final de ‘Saltburn’: Barry Keoghan revela la verdad detrás de la escena post-coital”

“La escena final de ‘Saltburn’ se convierte en el centro de atención y debate en Internet”

Desde hace algún tiempo, la película ‘Saltburn’ ha generado un gran revuelo en Internet. Tanto aficionados como críticos han discutido sobre la impactante escena de la bañera, el erotismo sucio y el sexo oral vampírico que ha cautivado a todos y se ha convertido en la sensación del año. Pero, por si fuera poco, la escena final se ha quedado grabada en nuestras mentes sin pagar ningún tipo de alquiler.

Advertencia: Este artículo contiene spoilers del final de ‘Saltburn’.

En la escena final, podemos ver a un Barry Keoghan completamente desnudo bailando en su recién adquirida mansión. Según el actor, originalmente la escena mostraba a su personaje caminando por los pasillos para desayunar y comer huevos siguiendo las indicaciones que había dado al mayordomo. Sin embargo, algo no encajaba.

“Un simple paseo no tenía esa sensación de triunfo post-coital. Si hemos hecho bien nuestro trabajo, estarás del lado de Oliver. No te importará lo que hace, querrás que lo haga. Te repugna y, al mismo tiempo, estás de su lado. Es ese tipo de baile con el diablo. Es como decir: ‘Vale, vamos allá’. Al final, necesitaba tener un triunfo, una victoria post-coital, una profanación”, explicó Keoghan.

A pesar de las palabras bonitas que se puedan utilizar para describir la escena, al final se trata de un actor completamente desnudo bailando al ritmo de ‘Murder in the dance floor’ de Sophie Ellis-Bextor. Cuando se le propuso esta escena, Keoghan no dudó en aceptar: “Me sentí totalmente bien. Esta es mi propiedad. Este es mi lugar. Tengo total confianza en decir ‘Puedo hacer lo que quiera en esta mansión. Puedo desnudarme por completo y bailar porque esto es mío’. Sí… Fue divertido”.

La escena fue rodada en once tomas, y aunque la séptima ya era técnicamente perfecta, la directora Emerald Fennell insistió en seguir grabando para capturar la alegría diabólica que buscaba. Keoghan comentó: “Después de la primera toma, estaba listo para seguir. Estaba como ‘Hagámoslo otra vez, hagámoslo otra vez’. Te olvidas, porque se crea un ambiente tan cómodo que te da licencia para seguir y decir ‘Vale, esto es la historia ahora'”. Si te preguntas si todo en la escena es real, parece ser que sí. Todo.

La escena final de ‘Saltburn’ ha dejado una huella imborrable en el público y ha generado un intenso debate en Internet. Con su impactante contenido y la valentía de sus actores y directora, esta película se ha convertido en una de las más comentadas del año.,